Central Nuclear
Atucha II
La CNEA brindó un apoyo fundamental para la terminación de la construcción de la Central Nuclear Atucha II integrando equipos de trabajo conjuntos con Nucleoeléctrica Argentina S.A. Además, firmó un Acuerdo Específico para suministrar a la empresa la ingeniería de diseño de los elementos combustibles, fabricados íntegramente por la industria argentina.
Tareas de CNEA

Para la finalización y puesta en marcha de la ex Atucha II, los trabajos encarados por la CNEA, entre otros, fueron:

Pruebas de vibración, presión y temperatura
Diseño, desarrollo y provisión de los sistemas de instrumentación a colocarse en el núcleo del reactor para las pruebas de vibración de los canales y elementos combustibles. Esto constituye un desarrollo tecnológico sin precedentes en el país.

Sistemas de seguridad redundantes
Diseño y desarrollo de un sistema de instrumentación y control alternativo del sistema de parada por inyección de boro, que permite reducir sustancialmente el tiempo de respuesta del sistema original, con el consiguiente aumento de la seguridad de la Central.

Sistemas de puesta en marcha
Realización de la ingeniería de detalle, dirección de la construcción y montaje de dos instalaciones para el ensamble de sensores de helio-3 capaces de medir el flujo neutrónico, desde el inicio de la criticidad hasta que la instrumentación propia del reactor entró en funciones.

Pruebas de estaqueidad
Realización de la prueba de estanqueidad de exclusas, compuertas, tuberías y esfera de contención. De esta manera, se garantiza la impermeabilidad del edificio del reactor.

Gestión de envejecimiento
La Gerencia de Coordinación entre la Comisión Nacional de Energía Atómica y Nucleoeléctrica Argentina S.A. lleva adelante un programa integral, por el que se revisan todos los sistemas y componentes de la Central Nuclear como el diseño, las condiciones de operación, las estrategias de mantenimiento llevadas adelante actualmente en la planta y las estrategias aprobadas a nivel internacional.

Agua pesada
En la Planta Industrial de Agua Pesada, ubicada en Arroyito (Neuquén), se completó el inventario inicial de agua pesada. El agua corriente destilada, cuya composición química está formada por hidrógeno y oxígeno (H2O), es enriquecida hasta convertirse deuterio y oxígeno (D2O), también conocida como agua pesada. Es insípida, incolora y no es tóxica.