CUARTA CENTRAL
En el marco de la recuperación del Plan Nuclear Argentino, el país expresó el propósito de aumentar la diversidad de su matriz energética poniendo énfasis en la opción nuclear mediante una ley sancionada por el Congreso de la Nación. Para esto, prevé la construcción y puesta en marcha de una cuarta central de potencia.
Cuarta central
 
El 18 de julio de 2014, la República Argentina y la República Popular China firmaron un acuerdo de cooperación y otro de implementación para la construcción de la cuarta central nuclear de potencia en nuestro país.

Con las firmas de la Presidenta de la Nación Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y del presidente de la República Popular China, XI Jinping, ambos países establecieron el objetivo de contribuir al desarrollo de un reactor de tubos de presión y agua pesada de 800 MW, similar al de la Central Nuclear Embalse, ubicado en la Provincia de Córdoba.

El Ministerio de Planificación Federal, a través de Nucleoeléctrica Argentina S.A., empresa nacional responsable del proyecto, asume el rol de diseñador, arquitecto ingeniero, constructor y operador de la futura central, aprovechando además la experiencia y capacidades que se recuperaron para terminar la central Néstor Kirchner (Atucha II).

Por su parte, la Corporación Nacional Nuclear de China (CNNC), quien también opera centrales Candú, será responsable de asistir a Nucleoeléctrica proveyendo bienes y servicios de origen chino financiados a largo plazo para llevar a cabo el proyecto.

El diseño, construcción y puesta en marcha de una cuarta central nuclear es para el país un objetivo estratégico. Así lo establece la Ley 26.566 sancionada en 2009, por la cual el Congreso de la Nación Argentina la declaró de “interés nacional” e imprimió un fuerte empuje al sector nuclear en general.

El monto total del “Proyecto Nacional” se estima en 2.000 millones de dólares correspondientes a suministros del exterior, más 32.000 millones de pesos correspondientes a obras y suministros locales. El plazo de construcción será de ocho años.