Enriquecimiento de uranio
La reactivación del Complejo Tecnológico Pilcaniyeu se inscribe en la decisión del Estado nacional de dominar el ciclo del combustible nuclear en pos de un desarrollo tecnológico autónomo, garantizando siempre el uso pacífico del uranio enriquecido.
Una nueva realidad
 

El alza del precio del petróleo y la creciente necesidad de energía eléctrica en el mundo, han incrementado las expectativas sobre la instalación de nuevas centrales nucleares. Este marco, junto con el hecho de que las plantas industriales instaladas entre la década del '50 al '70 se acercan al fin de su vida útil, hacen que el mercado del uranio enriquecido se posicione frente a una etapa de cambio importante.

En ese contexto, en el Complejo Tecnológico Pilcaniyeu se comenzó una etapa de adecuación de los sistemas de monitoreo, protección radiológica y a cumplimentar las nuevas medidas de salvaguardias de material radiactivo. Además, se incrementó significativamente el plantel de personal dedicado a las tareas de enriquecimiento de uranio, se han dedicado importantes esfuerzos en la transmisión del conocimiento intergeneracional, mediante el dictado de cursos de entrenamiento y capacitación.

Para ello, se ha dedicado más de 20.000 horas hombre a la realización de cursos y prácticas, al mismo tiempo que se desarrolló una política ambiental destinada a recuperar las condiciones de trabajo y adecuarse a las normativas vigentes a escala nacional y provincial, modernizando los sistemas de recolección y tratamiento de residuos, tanto industriales como domiciliarios.

Se realizaron diversas auditorías ambientales del predio, a fin de establecer la situación de partida para esta nueva etapa de las actividades y se llevaron adelante las tareas necesarias para cumplimentar los aspectos exigidos por la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN) compatibles con las actividades desarrolladas, tanto a nivel nacional como internacional.

El desarrollo tecnológico autónomo, la generación de energía nuclear para usos pacíficos, la búsqueda de iniciativas seguras y ambientalmente sustentables para las diversas aplicaciones nucleares convierten al Complejo Tecnológico de Pilcaniyeu en un eslabón fundamental de la cadena que constituye el ciclo del combustible nuclear.