FÍSICA FORENSE
La física forense consiste en la aplicación de métodos de investigación científica para la obtención de datos verosímiles que sirvan como prueba pericial en el marco de procesos judiciales. Desde 1963, la CNEA brinda este servicio poniendo a disposición de la Justicia los avances y beneficios de la tecnología nuclear.
Física forense

Como verdaderos detectives, los profesionales que forman parte del Grupo Física Forense de la CNEA, están altamente especializados e investigan nuevas técnicas que proporcionan pruebas concluyentes en las causas estudiadas.

Otro de sus objetivos es la capacitación, tarea que el grupo lleva adelante a través de servicios de asistencia que brinda al Poder Judicial y a distintas Fuerzas de seguridad.

Así, este equipo de investigación formado por científicos, contribuye a forjar un sólido lazo entre Ciencia y Justicia en Argentina e Hispanoamérica y ayuda al esclarecimiento de causas judiciales.

Ciencia y justicia, un vínculo en crecimiento

Cuando ocurre algún delito, muchas veces la Policía y la Justicia necesitan las herramientas que brindan la ciencia y la tecnología para complementar sus investigaciones. Por eso, el Grupo de Física Forense, estudia con el mayor detalle posible aquellas muestras de interés pericial para los investigadores de las fuerzas de seguridad o del Poder Judicial. En este sentido –aplicando el método y conocimiento científico- se ocupan de aquellas pruebas que pueden brindar datos para esclarecer un caso criminal.

En la práctica, los investigadores logran este objetivo a través del análisis de indicios u objetos que se encuentran, por ejemplo, en la escena de un crimen o a partir de elementos vinculados a la víctima o al victimario.

Así, logran brindar resultados verosímiles, informes técnico-científicos acompañados de imágenes y análisis que permiten dictaminar la vinculación entre sí, para verificar la existencia o no del delito.