MEDICINA NUCLEAR
A través de la Comisión Nacional de Energía Atómica, el Estado argentino desarrolla tecnología nuclear para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades como el cáncer y destina importantes recursos en ese sentido.
Fundación Escuela de Medicina Nuclear

La Fundación Escuela de Medicina Nuclear –FUESMEN–, ubicada en Mendoza, surgió a partir de una idea de la Comisión Nacional de Energía Atómica, que en 1986 puso en marcha una escuela de posgrado en medicina nuclear y radioisótopos, impulsada por su afán de promover las aplicaciones pacíficas de la energía nuclear en el campo de la salud.

Tal iniciativa encontró amplia resonancia en la Universidad Nacional de Cuyo –la cual otorgó el aval académico– y en el Gobierno de la provincia de Mendoza, que formalizaron la creación de una entidad.

Desde aquel comienzo, el propósito de la CNEA fue dotar a la FUESMEN de la infraestructura académica y técnica que asegurase la creación de un ámbito de excelencia en la especialidad, para lo cual resultaba imprescindible proveerla de la tecnología más avanzada.

En tal sentido, invirtió en diversos equipos de diagnóstico por imágenes, rayos X, resonancia magnética nuclear y radioterapia. Entre las incorporaciones más recientes, cuenta con equipos de Tomografía por Emisión de Positrones combinados con Tomografía computada (PET-CT, por su sigla en inglés) y Radioterapia Guiada por Imágenes (IGRT, por su siglas en inglés).

En 2011 fue inaugurada una nueva sede de la FUESMEN en la ciudad de San Rafael, llevando al sur de Mendoza los beneficios de la energía nuclear aplicada a la salud.

Ver más.