RA-10
Como parte de los objetivos trazados por el país en materia nuclear, la CNEA lleva adelante desde 2010 un proyecto que comprende el diseño, construcción y puesta en marcha del reactor nuclear multipropósito RA-10. Cuando esté en funcionamiento tendrá la capacidad de abastecer -junto a su reactor gemelo que se construirá en Brasil- la totalidad de Molibdeno-99 requerido en Sudamérica.
Objetivos y metas

El RA-10 implica un desafío para nuestro país en materia de ciencia y tecnología, que derivará directamente en beneficios para la población, como consecuencia directa del compromiso nacional en el desarrollo tecnológico-nuclear al servicio de la sociedad.

NECESIDAD ESTRUCTURAL
Con el RA-10 el país podrá abordar la creciente demanda de radioisótopos, garantizando la capacidad de producción y asegurando el suministro ininterrumpido, previendo el oportuno reemplazo del reactor RA-3, actualmente utilizado a tales fines.
Por otro lado el contexto internacional y la estratégica alianza con Brasil se presenta como una oportunidad única de consolidar una posición de liderazgo en la provisión de radioisótopos para aplicaciones médicas, brindando la posibilidad de ampliar la integración regional y los lazos Sur Sur planteados por el Gobierno Nacional.

RADIOISÓTOPOS PARA LA SALUD
El Tecnecio 99 (Tc99) es un derivado del radioisótopo Molibdeno 99 (Mo99), el más utilizado por la medicina nuclear para detectar enfermedades a tiempo y salvar vidas. En el mundo, se utilizan por día más de 80.000 imágenes para paliar enfermedades derivadas del cáncer mientras que en nuestro país esa cifra ronda los 2 millones de pacientes por año.
El aumento en la producción de Molibdeno 99 permitirá a la Argentina consolidar el abastecimiento nacional, encarar con mayor fortaleza la creciente demanda internacional (para cubrir hasta el 10% de la producción mundial) y afianzar la posición de liderazgo en la provisión de radioisótopos para aplicaciones médicas.

TECNOLOGÍA NUCLEAR PARA EL DESARROLLO NACIONAL
En línea con las metas fijadas por el Gobierno nacional y el Ministerio de Planificación Federal, el proyecto está diagramado para optimizar las capacidades operativas del sector industrial argentino. Por este motivo, se plantea que la construcción del RA-10 reciba más de un 80% de aporte de empresas e instituciones del país, para evitarla compra en el extranjero y optimizarlos recursos locales.
En efecto, se está trabajando para ampliar las capacidades productivas del sector tecnológico argentino por medio de capacitación, formación y desarrollo de recursos humanos, en vistas de lograr autonomía nacional en materia industrial y desarrollo tecnológico.