RA-10
Como parte de los objetivos trazados por el país en materia nuclear, la CNEA lleva adelante desde 2010 un proyecto que comprende el diseño, construcción y puesta en marcha del reactor nuclear multipropósito RA-10. Cuando esté en funcionamiento tendrá la capacidad de abastecer -junto a su reactor gemelo que se construirá en Brasil- la totalidad de Molibdeno-99 requerido en Sudamérica.
Origen y antecedentes
 
Tras la Declaración Conjunta firmada en 2010 por los primeros mandatarios de Argentina y Brasil, la CNEA comenzó a trabajar en la formación de la Comisión Binacional de Energía Nuclear (COBEN).

El 3 de marzo de ese mismo año, los presidentes de la Comisión Nacional de Energía Atómica de Argentina, Norma Boero, y de la Comissão Nacional de Energia Nuclear de Brasil, Odair Dias Gonçalves, iniciaron la tarea de identificar proyectos concretos de cooperación bilateral incluyendo la identificación de capacidades mutuas necesarias en materia de recursos humanos, y tecnológicos. En ese marco, se avanzó sobre un Proyecto de Nuevo Reactor de Investigación Multipropósito.

En enero de 2011 fue rubricado un acuerdo por el cual se construirán conjuntamente dos reactores de investigación del tipo multipropósito en Argentina y Brasil: el RA-10 y el Reactor Multipropósito Brasilero (RMB), respectivamente. En dicho acuerdo se establece una cooperación bilateral en materia de recursos humanos, tecnológicos y financieros, como así también en materia de complementación industrial.

En el artículo 4 del acuerdo se manifiesta que “las autoridades competentes de la Argentina y del Brasil realizarán esfuerzos para desarrollar los respectivos proyectos en conjunto, extendiéndose a las futuras contrataciones, con el objeto de reducir costos, reducir esfuerzos y lograr mayor eficiencia en el proceso”. Esta cooperación bilateral representa, más allá de un claro beneficio económico (estimado en un 20 % de ahorro), una gran oportunidad para futuras cooperaciones en áreas estratégicas entre ambos países.

El Proyecto RA-10 tiene como referencia inmediata el Australia's Open Pool Australian Lightwater (OPAL), un moderno reactor de producción de radioisótopos, que nuestro país construyó para Australia. En total, Argentina desarrolló y construyó doce reactores de investigación (cuatro de ellos se exportaron), lo cual le permitió al sector nuclear ganar reconocimiento internacional en este campo de la tecnología de punta.