REMEDIACIÓN
A través del Proyecto de Restitución Ambiental de la Minería del Uranio (PRAMU), la CNEA trabaja en la remediación ambiental de aquellos lugares donde se desarrollaron actividades de la minería del uranio.
Introducción
 
Con el compromiso asumido de gestionar los pasivos ambientales de la minería del uranio, para proteger a las generaciones presentes y futuras, se están estudiando las diferentes opciones de remediación de los sitios del Proyecto de Remediación Ambiental de la Minería del Uranio: Los Gigantes (Córdoba), Ciudad de Córdoba (Córdoba), Tonco (Salta), Pichiñan (Chubut), La Estela (San Luis), Los Colorados (La Rioja) y Huemul (Mendoza).
 
A su vez, en todos estos sitios se realizan controles ambientales a partir de auditorías y programas de monitoreo para evaluar las variables físicas, químicas y biológicas. Los mismos pueden ser visualizados a través del Sistema de Información y Gestión Ambiental (SIGA), disponible en nuestro sitio web.
 
En Malargüe ya hay una solución definitiva. La remediación ambiental de este sitio comprende una solución de ingeniería denominada encapsulado, la cual contempla la disposición segura y definitiva de colas de mineral y suelos para evitar su dispersión e interacción con el ambiente y las personas. Con las tecnologías adecuadas a cada caso, las minas y plantas de concentrado de uranio ya inactivas de la Argentina deben restituirse a un estado de impacto mínimo, seguro y sustentable. 
 
La CNEA realiza esas tareas con el objetivo de volver a armonizar esos sitios con el paisaje natural.