ROBÓTICA
En línea con el desarrollo continuo de nuevas tecnologías y aplicaciones para los usos pacíficos de la energía nuclear, la Comisión Nacional de Energía Atómica impulsa la utilización de la robótica en sus principales proyectos.
Robótica

En línea con el desarrollo continuo de nuevas tecnologías y aplicaciones para los usos pacíficos de la energía nuclear, la Comisión Nacional de Energía Atómica impulsa la utilización de la robótica en sus principales proyectos.

La robótica es una rama de la tecnología que estudia el diseño y construcción de máquinas capaces de desempeñar tareas que requieren del uso de inteligencia o ciertas habilidades físicas. Sobre todo, para preservar a las personas de exponerse a situaciones perjudiciales para su salud.

Su aplicación en el área nuclear es diversa: desde robots que puedan tomar muestras de gases, líquidos, medir temperaturas, niveles de radiación, transportar cámaras de video para observación remota, hasta aquellos que realizan tareas de inspección o mantenimiento dentro de una central de generación eléctrica.

Desde 2009, se incorporó esta tecnología para ser aplicada en el Proyecto Carem, hecho innovador que posiciona al organismo a la vanguardia tecnológica y lo proyecta de cara al futuro con una sólida base de conocimiento en este campo.

En la etapa inicial del proyecto, en los centros atómicos de Bariloche y Constituyentes se conformaron grupos de trabajo interdisciplinarios, compuestos por ingenieros mecánicos, electrónicos y expertos en códigos de máquina y reconocimiento de imágenes por ordenador aplicado a robótica.

Tras la incorporación de dos unidades robóticas de la firma alemana Kuka, los grupos realizaron investigaciones sobre varios tipos de robots analizando su capacidad de carga, la cinemática de sus movimientos y los niveles de radiación que admiten cada una de sus partes. También se incorporo la vinculación con otras firmas desarrolladoras de garras neumáticas y eléctricas para robótica y su compatibilidad con diferentes brazos robóticos.