La impronta federal de la CNEA puede observarse en la presencia territorial del organismo, que desarrolla sus actividades en más de la mitad de las provincias de nuestro país, y lleva adelante actividades de prospección minera en todo el territorio nacional.

La impronta federal de la CNEA puede observarse en la presencia territorial del organismo, que desarrolla sus actividades en más de la mitad de las provincias de nuestro país, y lleva adelante actividades de prospección minera en todo el territorio nacional.

La impronta federal de la CNEA puede observarse en la presencia territorial del organismo, que desarrolla sus actividades en más de la mitad de las provincias de nuestro país, y lleva adelante actividades de prospección minera en todo el territorio nacional.

La impronta federal de la CNEA puede observarse en la presencia territorial del organismo, que desarrolla sus actividades en más de la mitad de las provincias de nuestro país, y lleva adelante actividades de prospección minera en todo el territorio nacional.

La impronta federal de la CNEA puede observarse en la presencia territorial del organismo, que desarrolla sus actividades en más de la mitad de las provincias de nuestro país, y lleva adelante actividades de prospección minera en todo el territorio nacional.

La impronta federal de la CNEA puede observarse en la presencia territorial del organismo, que desarrolla sus actividades en más de la mitad de las provincias de nuestro país, y lleva adelante actividades de prospección minera en todo el territorio nacional.

La impronta federal de la CNEA puede observarse en la presencia territorial del organismo, que desarrolla sus actividades en más de la mitad de las provincias de nuestro país, y lleva adelante actividades de prospección minera en todo el territorio nacional.

La impronta federal de la CNEA puede observarse en la presencia territorial del organismo, que desarrolla sus actividades en más de la mitad de las provincias de nuestro país, y lleva adelante actividades de prospección minera en todo el territorio nacional.

La impronta federal de la CNEA puede observarse en la presencia territorial del organismo, que desarrolla sus actividades en más de la mitad de las provincias de nuestro país, y lleva adelante actividades de prospección minera en todo el territorio nacional.

La impronta federal de la CNEA puede observarse en la presencia territorial del organismo, que desarrolla sus actividades en más de la mitad de las provincias de nuestro país, y lleva adelante actividades de prospección minera en todo el territorio nacional.

La impronta federal de la CNEA puede observarse en la presencia territorial del organismo, que desarrolla sus actividades en más de la mitad de las provincias de nuestro país, y lleva adelante actividades de prospección minera en todo el territorio nacional.

La impronta federal de la CNEA puede observarse en la presencia territorial del organismo, que desarrolla sus actividades en más de la mitad de las provincias de nuestro país, y lleva adelante actividades de prospección minera en todo el territorio nacional.

La impronta federal de la CNEA puede observarse en la presencia territorial del organismo, que desarrolla sus actividades en más de la mitad de las provincias de nuestro país, y lleva adelante actividades de prospección minera en todo el territorio nacional.

CNEA en el país

La CNEA es un organismo del Estado argentino con presencia en gran parte de su territorio, desde Salta hasta Santa Cruz. Con el federalismo como una de sus principales características, posee instalaciones en más de la mitad de las 24 provincias, donde desarrolla actividades y proyectos que le permiten posicionarse como uno de los pocos países del mundo con capacidad de completar el Ciclo del Combustible Nuclear y exportar su propia tecnología. Asimismo, el único organismo del Estado nacional que desarrolla las cuatro etapas de la minería.

Posee tres centros atómicos (dos en Buenos Aires y uno en Río Negro) y cuatro regionales (en Mendoza, Córdoba, Salta y Chubut) para trabajos de exploración y prospección minera. Asimismo, tiene un Complejo Minero Fabril en el departamento mendocino de San Rafael.

En el Centro Atómico Constituyentes (CAC) está emplazado el reactor de investigación RA-1, el acelerador de iones pesados Tandar, la fábrica de Elementos Combustibles para Reactores de Investigación (ECRI) y diversos laboratorios de investigación, desarrollo y producción. Además, forma parte del Polo Tecnológico Constituyentes.

En el Centro Atómico Ezeiza (CAE) funciona el reactor de investigación RA-3 –dedicado a la producción de radioisótopos para uso médico e industrial– y sus instalaciones asociadas. También está emplazada allí la Planta de Irradiación Semi Industrial (PISI) y el Programa Nacional de Gestión de Residuos Radiactivos, entre otros.

En el Centro Atómico Bariloche (CAB) se encuentra el reactor de investigación RA-6, que sirve de manera particular a los estudiantes del Instituto Balseiro, dedicado a la formación académica de físicos e ingenieros nucleares.

A través del Programa de Restitución Ambiental de la Minería del Uranio (PRAMU), la CNEA realiza en la actualidad el saneamiento del ex Complejo Minero Fabril ubicado en Malargüe (Mendoza) y tiene proyectado continuar con esos trabajos en diversos sitios de Córdoba, San Luis, Chubut, Salta y La Rioja.

La CNEA trabaja en cooperación con Nucleoeléctrica Argentina S. A. brindando servicios para las centrales nucleares Juan Péron (ex Atucha I), Néstor Kirchner (ex Atucha II) y Embalse. Además, proyecta la construcción de un prototipo del reactor de potencia tipo CAREM, de 25 MW de potencia, en la localidad de Lima (provincia de Buenos Aires).

Por otra parte, ofrece servicios de salud en dos fundaciones de medicina nuclear (la Fundación Escuela de Medicina Nuclear, en Mendoza, y la Fundación Centro de Diagnóstico Nuclear, en la Ciudad de Buenos Aires) y en dos hospitales públicos de la Ciudad de Buenos Aires (Hospital de Clínicas “José de San Martín” e Instituto de Oncología “Ángel Roffo”). Además, tiene proyectado crear tres nuevos centros de medicina nuclear en las provincias de Formosa, Entre Ríos y Río Negro.

En total, la CNEA cuenta con tres casas de estudios de nivel universitario: el Instituto Balseiro (CAB), el Instituto Sabato (CAC) y el Instituto Dan Beninson (CAE). Asimismo, colabora con las provincias de Buenos Aires y Formosa para crear carreras técnicas especializadas en el área nuclear para la escuela media.

Por último, realiza enriquecimiento de uranio en el Complejo Tecnológico Pilcaniyeu (Río Negro) y participa en distintas empresas del sector: comparte con la Provincia de Neuquén tiene la Planta Industrial de Agua Pesada como integrante de la empresa ENSI S. E.; en Córdoba, tiene la planta procesadora de dióxido de uranio (Dioxitek S. A.), y en Río Negro, se unió con el Estado de esa provincia para crear la empresa Invap S.E. (INVAP).