El proyecto RA-10 registra un avance del 30%
A casi un año del inicio de las obras, el proyecto sigue avanzando con las excavaciones para el edificio y la formación de los profesionales que serán los próximos operadores del reactor nuclear que se construye en Ezeiza.

El proyecto RA-10, que comenzó en junio de 2010, alcanza con los nuevos avances de la obra un tercio del total acumulado en su construcción y ahora se concentra en la capacitación de los expertos que lo operarán. 
 
En marzo se inició la etapa de construcción de la obra civil, en el Centro Atómico Ezeiza, que en su primera instancia incluyó remoción de tierra, elevación del terreno e impermeabilización de caminos. También se trabajó en la excavación del edificio del reactor y se avanzó en la compra de algunos componentes importantes como las piletas del reactor, los tanques auxiliares y las bombas del sistema primario.
 
Por otro lado, ya finalizó el primer ciclo del plan de capacitación de los primeros operadores del reactor, el cual demanda alrededor de cuatro años y se realiza mediante la “Especialización en Reactores Nucleares y Ciclo de Combustible” que dicta el Instituto Dan Beninson; y durante 2016 se inició el concurso para que ingresen y se capaciten 36 nuevos egresados de escuelas técnicas.
 
Previamente, ya se habían conseguido otros hitos importantes como la finalización de la etapa del diseño; el otorgamiento de la licencia de construcción por parte de la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN); la autorización de aptitud ambiental; la firma del contrato para la obra civil y el inicio del contrato para la fabricación y montaje.
 

 
 
El reactor multipropósito RA-10
El RA-10 es un nuevo desafío para la CNEA y una gran oportunidad para el país, en una etapa de un fuerte compromiso nacional con el desarrollo de la tecnología nuclear al servicio de la comunidad. Además, este proyecto le permitirá a Argentina posicionarse en el mercado mundial de reactores multipropósito para producción de radioisótopos e investigación y llevar adelante un desarrollo tecnológico nacional de vanguardia al servicio de la salud y la ciencia.
 
Será el reactor multipropósito más moderno de su tipo en el mundo. A través de este proyecto, la Argentina busca ampliar las capacidades actuales de producción de radioisótopos (que actualmente cubre con el reactor RA-3, ubicado también en el Centro Atómico Ezeiza).
 
Por su gran versatilidad, este reactor permitirá además encarar proyectos en el campo de los combustibles y realizar ensayos de materiales nucleares, mediante instalaciones de irradiación adecuadas que permitan incrementar la experiencia que el país tiene en el área y expandiendo la oferta de servicios al mercado mundial.
 
Sus instalaciones también serán utilizadas para la formación de profesionales y técnicos, a fin de alcanzar capacidades de investigación en ciencias básicas y aplicaciones tecnológicas basadas en el uso de técnicas neutrónicas avanzadas.
 
Sobre el proyecto RA-10
Como parte de los objetivos delineados por el Plan Nuclear, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) lleva adelante desde 2010 el proyecto que comprende el diseño, la construcción y puesta en marcha de un reactor nuclear argentino multipropósito, el RA-10. 
 
Este proyecto implica uno de los mayores esfuerzos de inversión del Estado Nacional en el área de ciencia y tecnología, y pone de manifiesto el fuerte compromiso con la sociedad, ya que permitirá a la CNEA, asegurar el autoabastecimiento de radioisótopos para el país, expandiendo, las capacidades de producción de los mismos.
 
El Proyecto RA-10 integra también una iniciativa conjunta con Brasil, que consiste en la construcción de reactores con características similares en cada país. Cuando estén operando las nuevas instalaciones, éstas permitirán la creación de un polo capaz de asegurar el 100% del abastecimiento de América Latina en materia de radioisótopos.
 
Durante 2013 se culminó la Ingeniería Básica y se dio inicio a la Ingeniería de Detalle del proyecto; se completó la revisión del Estudio de Emplazamiento y se concluyó el desarrollo del Informe Preliminar de Seguridad del Reactor, documento necesario para la obtención de la licencia de construcción por parte de la Autoridad Regulatoria Nuclear (ARN).
 
Asimismo se desarrolló la Evaluación de Impacto Ambiental y el Plan de Gestión Ambiental del proyecto, al tiempo que se planificó una presentación para hacer ante el Organismo para el Desarrollo Sustentable (OPDS) en diciembre del 2013, obteniendo el Certificado de Aptitud Ambiental 2014. Además se finalizó la elaboración de los  pliegos de condiciones generales y particulares para la contratación de la obra civil -la cual se encuentra en instancia de ingeniería de detalle- y el pliego de especificaciones técnicas; y en marzo de 2016 comenzaron las obras.
 

23/01/2017
Prensa y Comunicación
Tel: (54 11) 47041000
Internos: 1231/1248/1627 prensa@cnea.gov.ar
Av. Del Libertador 8250 (C1429BNP)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires