CNEA en la Jornada de Irradiación de Alimentos
Junto a ANMAT y SENASA, la CNEA organizó esta reunión con el objetivo de difundir los beneficios de la tecnología de la irradiación y su potencial para agregar valor a la industria alimentaria.

En el marco de la incorporación de nuevas categorías de alimentos irradiados en el Código Alimentario Argentino, la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) y la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) organizaron una Jornada de Irradiación de Alimentos.

El acto de apertura del encuentro –que tuvo lugar en Cancillería– estuvo a cargo Osvaldo Calzetta Larrieu, presidente de la CNEA, Julián Gadano, subsecretario de Energía Nuclear del Ministerio de Energía y Minería, y Mercedes Nimo, subsecretaria de Alimentos y Bebidas del Ministerio de Agroindustria.  

La primera en tomar la palabra fue la ingeniera Nimo, quien destacó que el “ministerio de Agroindustria tiene entre sus objetivos fortalecer la competitividad de la producción alimentaria, a través de la mejora en la innovación y el desarrollo de las tecnologías que agregan valor. La irradiación es una muy buena herramienta, que queremos aplicar cada vez más teniendo siempre en vista tanto el mercado interno como el de exportación. Por esta razón se están incorporando al Código Alimentario más alimentos que pueden irradiarse”.

Asimismo, la funcionaria agregó que la “Argentina juega hoy a nivel mundial un papel fundamental dentro de la producción alimentaria mundial. Tenemos mucho para crecer en este sentido y las tecnologías y los desarrollos nos van a permitir posicionarnos mucho mejor de cara al futuro y en la búsqueda de nuevos mercados”.

A su turno, Osvaldo Calzetta, explicó que “la CNEA, en forma muy temprana, comenzó a desarrollar las técnicas de irradiación en alimentos. Esto nos ha permitido, con todas nuestras líneas de investigación y desarrollo, ser referentes a nivel nación y regional, y también desarrollar recursos humanos especializados”.

“Además –agregó Calzetta– en la Comisión hemos desarrollado la capacidad de realizar mediciones y cálculos en torno a la dosimetría de las irradiaciones, que es una herramienta fundamental para el control de los procesos”.

Para concluir, el presidente de la CNEA reflexionó que la modificación del Código Alimentario Argentino va a permitir aumentar la cantidad de alimentos a irradiar y satisfacer mejor las demandas de los mercados internacionales.

Por su parte, Julián Gadano celebró el trabajo conjunto entre el Ministerio de la Agroindustria y la CNEA, y aseguró que es un ejemplo de cómo el “Estado se pone al servicio de la necesidades de la sociedad”. Agregó que “hay que agregarle valor al suelo, a lo que el campo produce” y la irradiación de alimentos es una forma de lograrlo.

“El mundo demanda que los alimentos dejen de tener químicos y, por otro lado, demanda energía limpia. Y nosotros, desde el sector nuclear, tenemos eso para ofrecer. Lo que tenemos que hacer es utilizar todos los conocimientos que tenemos para aplicar valor. Los tres Centros Atómicos de la CNEA son centros intensivos de producción de conocimiento y nuestra misión es poner ese conocimiento al servicio del desarrollo nacional”, resumió Gadano.

Posteriormente, se desarrollaron exposiciones sobre el contexto internacional y latinoamericano de las cadenas agroalimentarias; el Marco Normativo que permitió el ingreso de nuevas categorías de alimentos al Código Alimentario Argentino, y cuestiones más técnicas vinculadas a la definición del rango de dosis y la aplicación industrial de la irradiación de alimentos.

¿Qué es la irradiación de alimentos?
La irradiación de alimentos es un método físico de conservación, comparable a otros que utilizan el calor o el frío, que consiste en exponer el producto a la acción de las radiaciones ionizantes durante un cierto lapso.

Es una tecnología que permite darle mayor vida útil y agregado de valor a los alimentos, disminuye sus pérdidas en los procesos comerciales y por ende baja los costos logísticos. Asimismo, abre la oportunidad de llegar a los mercados más lejanos con productos que no pierden sus características organolépticas. Actualmente, se comercializan en el mundo más de 700.000 toneladas de alimentos irradiados.

En los próximos días se incorporarán al Código Alimentario Argentino nuevas categorías de alimentos irradiados como bulbos, tubérculos y raíces; frutas y vegetales frescos; cereales y sus harinas, legumbres, semillas, oleaginosas, frutas secas; vegetales y frutas desecadas, hierbas secas y tés de hierbas; hongos de cultivo comestibles; pescados y mariscos; aves, carne bovina, porcina, caprina, y alimentos de origen animal desecados.

Más info: http://www.cnea.gov.ar/Irradiacion-alimentos

15/06/2017
Prensa y Comunicación
Tel: (54 11) 47041000
Internos: 1231/1248/1627 prensa@cnea.gov.ar
Av. Del Libertador 8250 (C1429BNP)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires