CNEA y CONICET se unen bajo el microscopio
Formalizaron la Unidad Ejecutora del Instituto de Nanociencia y Nanotecnología (INN), que será de doble dependencia entre la Comisión Nacional de Energía Atómica y el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas.

En un acto llevado a cabo en la biblioteca del Centro Cultural de la Ciencia (C3), el presidente de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA), Osvaldo Calzetta Larrieu, y el titular del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET), Alejandro Ceccatto, celebraron la creación del Instituto de Nanociencia y Nanotecnología (INN) como Unidad Ejecutora de doble dependencia entre el CONICET y la CNEA.

El INN fue creado en 2007 y cuenta con dos nodos geográficos, ubicados en los centros atómicos Bariloche y Constituyentes de la CNEA. Posee 225 miembros entre investigadores, becarios doctorales, posdoctorales y técnicos. El total de investigadores es de 133, de los cuales 106 son científicos del CONICET.

Luego de la proyección de un video institucional del INN, Calzetta Larrieu destacó la relevancia de la creación de esta Unidad Ejecutora, ya que “el instituto en sí mismo es muy importante: tiene más de 150 investigadores de los cuales el 90% están ligados al CONICET y a la CNEA. Claramente, la colaboración que tenemos con el Consejo es muy grande”.

Por su parte, el doctor Ceccatto comentó: “Es difícil explicar que dos instituciones como el CONICET y la CNEA, con 60 años cada una, hayan tenido una interacción muy fuerte a través de los investigadores y de poca formalización en las cooperaciones. Este es un paso muy importante”. Además, remarcó que, “a nivel personal es una gran satisfacción ya que tengo una amistad muy cercana con muchas personas que trabajan en la CNEA”.

Participaron del acto, Alberto Lamagna, vicepresidente de CNEA; Enrique Cinat, Gerente General; Ingomar Allekotte, Gerente de Área Investigación y Aplicaciones No Nucleares; Juan Carlos Furnari, Gerente de Área de Aplicaciones de la Tecnología Nuclear; Juan Ferrer, Gerente de Relaciones Institucionales; Jorge Álvarez, Gerente de Química, entre otros funcionarios e investigadores de la CNEA.

También estuvieron presentes Facundo Deluchi, director Nacional de Políticas Nucleares de la Subsecretaría de Energía Nuclear; Ana María Llois y María Luz Martiarena, directora y vicedirectora del INN. Por parte del CONICET asistieron: Antonio Ambrosini, Director de Relaciones Institucionales; Alan Temiño, Gerente de Asuntos Legales, y Patricia Maccagno, Directora de Convenios y Proyectos de la Gerencia de Desarrollo Científico y Tecnológico.

Sobre la Unidad Ejecutora INN
La nueva Unidad Ejecutora tendrá como objetivos: realizar investigación y desarrollo en el área de Nanociencia y Nanotecnología; contribuir, en la órbita de su competencia, el desarrollo de tecnología desde su generación hasta su implementación, atendiendo con carácter prioritario las demandas y los proyectos del Plan Nuclear Argentino, contribuir a la formación de recursos humanos en calidad de estudiantes graduados y personal calificado en el área, y colaborar con el sector productivo de bienes y servicios en proyectos de asistencia técnica y transferencia de tecnología, propendiendo a una estrecha interrelación con la comunidad.

Sobre la creación de esta Unidad Ejecutora, Alberto Lamagna, vicepresidente de la CNEA e impulsor de esta iniciativa, recordó que las conversaciones comenzaron en 2010: “Si bien había mucha colaboración entre los científicos de CONICET y de CNEA, no había nada desde el punto de vista orgánico. Por eso, en los últimos años vimos la necesidad de impulsar y concretar la firma de un convenio que es positivo para ambas instituciones porque cuando uno se asocia para llevar algo adelante, siempre es mayor la sinergia que se produce entre los actores”.

Por su parte, Ana María Llois, directora del INN, también celebró este acuerdo. “Es la unión de una institución fuertemente temática, la CNEA, que a lo largo de su historia se ha dedicado al desarrollo nuclear y también a la investigación básica en otras áreas; y el CONICET, que también es una institución con muchísima trayectoria que trabaja en muchos temas. La idea es potenciar aquellas actividades que son de interés común entre estas instituciones en el área de la nanociencia y la nanotecnología”, explicó.

Para más información, haga click aquí.

Una fructífera relación
La fructífera relación entre el CONICET y la CNEA tiene más de medio siglo, y está cimentada por centenares de científicos y tecnólogos del Consejo que fueron simultáneamente miembros de la CNEA o que tuvieron en ella su lugar de trabajo.

La creación de la Unidad Ejecutora INN tiene como antecedente la creación en 2009 del Instituto de Tecnologías en Detección y Astropartículas (ITeDA), organismo creado en forma conjunta por el CONICET, la CNEA y la Universidad Nacional de General San Martín.
 

01/08/2017
Prensa y Comunicación
Tel: (54 11) 47041000
Internos: 1231/1248/1627 prensa@cnea.gov.ar
Av. Del Libertador 8250 (C1429BNP)
Ciudad Autónoma de Buenos Aires