Organización
La CNEA tiene un marco organizativo basado en la transversalidad, sostenido por la interacción de sus principales áreas temáticas: Energía Nuclear, Aplicaciones, Investigación Científica y Seguridad Ambiental. A partir de este ordenamiento el organismo encontró una estructura ágil y dinámica para fortalecer sus proyectos.
Organización
 
La Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) es un organismo autárquico dependiente del Ministerio de Energía y Minería de la Nación. Sus facultades y funciones están establecidas principalmente en la Ley Nacional de la Actividad Nuclear (Ley N° 24.804).
Aunque las actividades de la CNEA se desarrollan dentro de un marco legal amplio, dos normas principales tutelan su funcionamiento: el Decreto-Ley N° 22.498/56 y la Ley de la Actividad Nuclear N° 24.804, con su decreto reglamentario N° 1.390/98. Además, la CNEA es responsable de la aplicación del Régimen de Gestión de Residuos Radiactivos (Ley N° 25.018) y de la Convención Internacional Conjunta sobre la Seguridad en la Gestión de los Combustibles Gastados y la Seguridad en la Gestión de los Residuos Radiactivos, refrendada por la Ley N° 25.279.

La Institución está organizada estructuralmente por una Presidencia (presidenta y vicepresidente), de la cual se desprenden cuatro grandes áreas temáticas que realizan las diversas actividades y los principales proyectos específicos. Es relevante destacar que la CNEA está presente en casi la totalidad del territorio nacional, desde Salta hasta Santa Cruz, y está asociada a organismos y empresas tecnológicas del sector para completar el ciclo del combustible nuclear.

Relanzamiento del Plan Nuclear

El Gobierno nacional anunció el 26 de agosto de 2006 la reactivación del Plan Nuclear Argentino, un hito refundacional en la historia de la CNEA, que estableció un programa para el corto y mediano plazo sobre la base de dos ejes principales: la consolidación de la opción nuclear como fuente de generación eléctrica y la ampliación del desarrollo de las aplicaciones de la tecnología nuclear a la salud pública, el agro y la industria.

Teniendo en cuenta la legislación vigente y las nuevas exigencias técnicas producto de esa reactivación, la CNEA elaboró el Plan Estratégico 2010-2019, a fin de orientar la ejecución de sus actividades. De esa manera, lleva a cabo su misión de “Asesorar al Poder Ejecutivo en la definición de la política nuclear, llevar a cabo investigaciones y desarrollos tecnológicos en el área con el propósito de contribuir a mejorar la calidad de vida de la sociedad, preservando la salud de la población y del personal, y el ambiente en general, dentro del marco de los usos pacíficos de la energía nuclear”.
Todas las actividades de la CNEA se enmarcan en los usos pacíficos de la energía nuclear, en forma planificada, siguiendo los lineamientos fijados por sus políticas de calidad y ambiente, de acuerdo con las normativas de seguridad y protección radiológica establecidas por la Autoridad Regulatoria Nuclear, cumpliendo con toda la legislación vigente y con los compromisos internacionales asumidos por el país.